MANTENIMIENTO IMPLANTOLÓGICO

Tras la colocación de los implantes es necesario visitarnos periódicamente y seguir escrupulosamente las normas de higiene que le hemos explicado para evitar complicaciones futuras, como por ejemplo la PERI-IMPLANTITIS. (Infección periodontal del implante con la consiguiente pérdida ósea y posible pérdida del implante)

La detección precoz de dichas complicaciones es lo que garantiza el mejor pronóstico de la salud de sus implantes.

Los pacientes con implantes deben realizar mantenimiento de acuerdo a su estado periodontal general (de 3 y 6 meses para pacientes afectados de PERIODONTITIS y entre 6 meses y 1 año para aquellos que presentan GINGIVITIS).

Así mismo el prostodoncista que le haya colocado la prótesis también deberá realizarle una revisión anual para controlar la oclusión y el buen ajuste de la prótesis.